Imprimir

Histórico y cultural

Escrito por Nabaridas on 14 Febrero 2012.

MONUMENTOS RELIGIOSOS

Iglesia de María Inmaculada

La Iglesia parroquial está dedicada a la inmaculada Concepción. Es un templo de planta de cruz latina, hecho de piedra de sillería. Sobre su fachada de mediodía se abren dos portadas: una gótica, actualmente tapiada, y otra barroca, de entrada al templo. Torre de planta cuadrada, de dos cuerpos, con remate de pirámide de piedra de sillería.
Es interesante su retablo mayor barroco, con incrustaciones de oro.

Ermita de San Juan de Ortega

Erigida a principios del siglo XVI es un gótico retardado, planta rectangular, ábside hexagonal, bóvedas estrelladas, arcos apuntados. Retablo interior de Martín de Arenalde.

 

Ermita Juradera de Santiago

A las afueras junto a la carretera que lleva a Elciego, se encuentra la ermita de Santiago, renacentista, con retablo en el que aparece Santiago a caballo y que tanta importancia tuvo en el pasado de la zona.

 

 

MONUMENTOS CIVILES

CALADOS

 

Fuente Vieja

(por Victorino Palacios Mendoza y José Rodríguez Fernández, miembros del Gabinete de Arquitectura Rural)
Cuando en verano del año 2004 tomamos el primer contacto con la “Fuente Vieja” de Navaridas, dentro de un inventario de Arquitectura Rural más amplio a lo largo y ancho de toda la Cuadrilla de Rioja alavesa, no podíamos imaginar que casi tres años después el aspecto de suciedad, abandono y semirruina que presentaba el elemento daría paso a una recuperación de la fuente que podría definirse como un re-descubrimiento. Lo que sí teníamos claro ya entonces era el enorme potencial histórico y patrimonial que guardaba su maltrecha arquitectura. Ahora, gracias a la iniciativa de la Cuadrilla, al apoyo del Ayuntamiento y a la labor de los técnicos y operarios que han participado, el pueblo de Navaridas puede gozar de nuevo de una de sus señas de identidad más características y valiosas.

Desde el primer momento en que se tomó la decisión de rehabilitar la “Fuente Vieja”, la premisa esencial fue realizar esta labor siguiendo un esquema lógico de actuación. Los objetivos no eran simplemente limpiar la maleza y reparar aquellos muros que se encontraban en peor estado, sino que iban mucho más allá. Estábamos y estamos firmemente convencidos de que para conservar una estructura histórica primero debemos aprender a valorarla. Y para apreciar su valor primero debemos conocerla. Precisamente, como técnicos encargados de la rehabilitación, ésa fue nuestra primera preocupación. Iniciamos la intervención, en paralelo a la limpieza del entorno, con un estudio histórico-arqueológico para comprender el origen y la evolución arquitectónica de la fuente. En cualquier caso, descubrir que es más antigua de lo que todos podríamos pensar (unos 400 años) y que ha pasado por cuatro etapas de funcionamiento y apariencia distintas hasta su abandono no es lo más importante. Lo realmente valioso es que al sacar a la luz el pasado de la fuente estamos rescatando el pasado del propio pueblo de Navaridas. La fuente refleja cómo los habitantes la han engalanado desde aquel primer aljibe al que se accedía por un sendero, que no creían digno de una villa, cómo reforzaron con arcos el acceso escalonado cuando creyeron que podía sufrir un derrumbe o, finalmente, cómo establecieron una plataforma sobre el manantial con una bomba extractora para mejorar la higiene y hacer el servicio más cómodo.

En fin, la fuente ha acompañado irremediablemente a los habitantes de Navaridas desde hace muchos siglos y es una parte, y no pequeña, de su identidad colectiva. Ha cambiado tanto como han cambiado las caras, las necesidades, los gustos y la mentalidad de los vecinos. Y sin embargo siempre ha estado ahí, presente en la vida cotidiana de todos y cada uno de los que bajaban a llenar el cántaro o el botijo y se quedaban de buena gana charlando a la fresca sombra, antes de emprender el dificultoso camino de vuelta (camino que por cierto hemos logrado desenterrar también en su versión más antigua, un precioso empedrado del siglo XVII). Tuvimos la suerte de compartir algunos momentos de charla con vecinos que veían cómo, poco a poco, se iban viendo partes que ya casi no recordaban y que, incluso, no habían conocido. Todos aportaban sus experiencias personales, lo que recordaban de la construcción, de cómo se utilizaba, de cuándo dejó de usarse, de la calidad del agua, de las dificultades de aprovisionamiento. Como dijimos, la “Fuente Vieja” está presente en cada una de las casas, en las historias familiares y en la memoria común. Es mucho más que un simple manantial para tomar agua, es un lugar de encuentro que debía retomarse.

Una vez completado el estudio histórico y la documentación topográfica (hasta crear unos planos completos en tres dimensiones), se remató la intervención con la consolidación y rehabilitación arquitectónicas. Por eso era vital conocer la historia previamente, para ofrecer a la empresa restauradora unas pautas claras de lo que había sido a lo largo del tiempo la fuente. Es imposible acometer unas obras en una construcción histórica sin saber con cierta exactitud cuál ha sido su evolución. De otra forma nos conduciría con toda seguridad a una mala restauración, actuando sobre partes innecesarias, ocultando información al visitante, ofreciendo otra sin sentido. Por resumir los males, proporcionando una nueva visión de la Fuente Vieja que no tendría mucho que ver con lo que fue a lo largo de los siglos. Para evitar esto, basta con un diálogo fluido entre los diferentes técnicos que participan, sin olvidar al antiguo usuario.

Finalmente, nos encontramos con la pregunta de por qué intervenir sobre la fuente, de por qué rehabilitarla. Evidentemente, las actuales directrices sanitarias hacen muy difícil que vuelva a servir de lugar regular de abastecimiento de agua. Tampoco tendría mucho sentido con la traída de aguas a domicilio. Lo que hemos tratado de recuperar es el espacio de encuentro para las gentes de Navaridas, que los paseantes puedan disfrutar de nuevo de su “Fuente Vieja” como cuando eran jóvenes, incluso discutiendo acerca de si les ha gustado o no el trabajo realizado, que los vecinos se puedan sentir orgullosos de toda una arquitectura con gran valor patrimonial, que los visitantes puedan también apreciar la historia de la zona cuando se acercan llamados por el cada vez más intenso “turismo del vino”. Sobre todo, la “Fuente Vieja” es un nuevo espacio público, antes abandonado, pero un espacio público con 400 años de solera.

 

 

CASAS Y PALACETES

Palacio de los Sodupe


Es el número 5 de la calle Diputación, un gran casón del XVIII, exento. Levantado sobre planta rectangular, sus fachadas principal y posterior ocupan los lados menores. Sus tres plantas de sillería van enmarcadas con impostas de separación entre aquellas. La cubierta es a cuatro aguas con el alero de canes de madera tallados; de fuerte voladizo y apoyados sobre cornisa de piedra labrada en su fachada más noble. Esta es simétrica. Tanto los accesos como los vanos menores van encuadrados en moldura en oreja. Luce, en planta alta de su fachada Mediodía, galería de dos arcos de medio punto, hoy día cerrados; en su primitivo estado levaría solo antepechos, posiblemente de hierro, como el resto de los distintos balcones. Luce escudo en el eje de su fachada noble. Es cortado, de leones rampantes a castillo y ocho lises con leyenda: "DE LOS SODUPES".

Actualmente, bajo la cubierta de este caserón, se ubican dos viviendas, ocupando cada una de ellas la mitad del edificio, aproximadamente. La planta baja se destina a graneros, cuadras y almacén de aperos. Las plantas primera y segunda a vivienda. EI cajón de la escalera, muy espacioso, se apoya en uno de los alzados laterales.

Es una de las pocas casas del pueblo que posee "cueva" bajo ella. Su calado, dividido en dos tramos, se halla todo el arqueado mediante medios puntos de sillería. No' obstante, 10 mas peculiar que posee este calado es el nacimiento de un túnel de 1 metro de sección, que comunica aquel con otro de una cueva, situada en el lado Saliente del "Cerrillo". Su longitud estimada es de unos 60 metros. Asimismo, este calado posee otra obra de ingeniería, cual es su desagüe que se hace a través de una canalización de piedra de sillería que comunica 0 termina, al parecer, en un "cerrado" a orillas del riachuelo Mayor.

INFO Navaridas

Ayuntamiento de Navaridas

C/ Fabulista Samaniego, s/n

Tfno: 945 605 053

Fax: 945 605 112

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Encuentranos en:

TwitterFacebookRSS-Feed